Cuando una app crea conciencia contra el desperdicio de alimentos

Una aplicación que no es de productividad ni de marketing. Es una aplicación que os podéis descargar en el móvil y es un gran proyecto que se creó en el 2015.

Es Too Good To Go.

Es posible que hagáis oído hablar de ella. Esta aplicación nace en Dinamarca a través de unos amigos que visitando un buffet libre se dan cuenta de toda la comida que se tira y que acaba en los cubos de la basura. A partir de ahí crean una aplicación donde se adhieran negocios que tengan productos que puedan caducar en breve y que se puedan comprar por parte del usuario final a un precio muy reducido.

Nosotros la experiencia en casa ha sido muy positiva. Nosotros estamos en Calella, en Barcelona y hay una serie de negocios en el pueblo que están dentro de la aplicación Too Good To Go. Si tú tienes un negocio de alimentación, una panadería, etcétera, puedes integrarte en Too Good To Go y puedes ofrecer esta opción de que nosotros al final del día vamos a una hora en concreto de 8 a 9, al final, antes de que cierren y con un precio cerrado compras lo que tengan que les va a caducar. Por ejemplo, aquí en Casa Ametller el día que fuimos había una crema de verduras y una tortilla.

Hay productos que quedan ahí, que van a caducar en breve, o ese mismo día o al día siguiente y te los llevas por un precio muy, muy reducido.

Hay esta doble vertiente, llegar al B2C que seríamos nosotros y B2B, que serían los negocios locales y con la intención de reducir todo este desperdicio de comida que al final en muchas ocasiones acaba en el cubo de la basura.